La obra de Velázquez visita Barcelona por primera vez


Velázquez y el Siglo de Oro

Desde el pasado 16 de noviembre podemos disfrutar de la muestra Velázquez y el Siglo de Oro en CaixaForum. La exposición cuenta con siete lienzos, seis de los cuales jamás se habían visto antes en Barcelona: Felipe IV, Juan Martínez Montañés, Bufón con libros, El príncipe Baltasar Carlos, a caballo, Esopo, Marte y La adoración de los reyes magos, que sí viajó al MNAC en el 2005.

Aunque es una exposición centrada en este genial artista sevillano, no todas las piezas serán suyas. Acompañarán a Velázquez cincuenta obras de grandes artistas del Siglo de Oro como Ribera, Zurbarán y Murillo, y europeos de la talla de Tiziano, Rubens, Giordano, Brueghel el Viejo y Van Dyck.

La obra de Diego Velázquez (1599-1660) se inscribe en un amplio contexto debido al carácter global de la monarquía española, reinante en la Península Ibérica, pero también en Flandes, en territorios de Italia y en algunas zonas de América y Asia, como en las Filipinas. Ese cosmopolitismo se reflejaba en las colecciones del rey, muy ricas en pinturas de artistas de estos territorios. Es dentro de ese marco internacional donde se entiende mejor el arte de Velázquez. Obras de artistas internacionales contemporáneos al pintor español ordenadas siguiendo un criterio expositivo temático que permite entender mejor la originalidad de Velázquez como narrador. Al mismo tiempo, la muestra posibilita que en cada sección se mezclen artistas de procedencias diversas, rompiendo de manera efectiva la barrera de las escuelas nacionales.

Velázquez y el Siglo de Oro estará abierta hasta el 3 de marzo y permite algo excepcional: “Comparar a Velázquez es justo cuando se hace con obras de la máxima calidad de los artistas con los que se compara. Es lo que hace justicia a la verdadera dimensión de Velázquez”, explica el comisario Javier Portús, jefe de conservación de pintura del Prado.