Berenice Abbott


Retratos de la modernidad

 

Fundación MAPFRE presenta hasta el 19 de mayo en la Casa Garriga Nogués la exposición Retratos de la modernidad, 200 imágenes de Berenice Abbott, la más libre de las fotógrafas norteamericanas y una de las artistas más transgresoras, audaces y vanguardistas de la historia de la fotografía. La fotógrafa actuó de puente entre los círculos culturales de París y de Nueva York en los años 1920 y 1930. Sus retratos de artistas e intelectuales parisinos y su visión de las transformaciones de la ciudad de Nueva York constituyen un excepcional retrato de la modernidad del siglo XX.

Berenice Abbott (Springfield, Ohio, 1898-Monson, Maine, 1991) comenzó sus estudios universitarios con la intención de convertirse en periodista. En 1918 se trasladó a Nueva York y se instaló en el Greenwich Village, estimulante centro de encuentro de artistas e intelectuales que le facilitó su primer contacto con creadores como Marcel Duchamp, y es en ese momento cuando se inicia en la práctica de la escultura. Tres años más tarde viaja a Europa y se instala en París, donde empezó a trabajar como ayudante en el estudio de Man Ray y donde descubriría su verdadera vocación: la fotografía. A mediados de la década de 1920 conocería a Eugène Atget, quedando impresionada por su obra. La obra de la fotógrafa es objeto de una exposición retrospectiva en 1970 en The Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York y en 1983 se convierte en la primera fotógrafa admitida en la American Academy of Arts and Letters. En 1988 el gobierno francés la nombra Officier des Arts et Lettres y también recibe el premio Master of Photography, concedido por el International Center of Photography de Nueva York.

Retratos de la modernidad comienza el recorrido con la sección Retratos, donde encontraremos imágenes de los personajes más rompedores de la época y del proyecto de vida de un grupo del que ella forma parte, el de las “nuevas mujeres”, que estaban dispuestas a vivir al margen de las convenciones para salvaguardar su libertad. El segundo grupo de fotografías es el de Ciudades, con deslumbrantes retratos que hace de Nueva York durante la década de 1930. Y por último sus fotografías de experimentos y fenómenos científicos, imágenes que documentan fenómenos físicos, comenzando a trabajar en ellas a finales de los años 1950 cuando forma parte del Physical Science Study Committee del Massachusetts Institute of Technology.

Retratos de la modernidad, la obra de Berenice Abbott, una de las más cautivadoras de la fotografía norteamericana de la primera mitad del siglo XX.