Iniciativas


Reducir los niveles de plástico y combatir el cambio climático


8.000 millones de toneladas de plástico en todo el mundo desde 1950 y la mitad en los últimos 13 años. Si no hay un cambio drástico, con las actuales previsiones de producción, en 2050 tendremos 12.000 millones de toneladas de residuos sólo de plástico.

Desde pasado 1 de julio los comerciantes están obligados a cobrar las bolsas de plástico que dan a los consumidores y cada vez son más las empresas y organizaciones que han decidido declarar la guerra al plástico. Dentro de estas iniciativas está la propuesta por la multinacional francesa Carrefour, que permite a sus usuarios llevar sus propios envases y bolsas para realizar sus compras en carnicería, charcutería, pescadería y frutería en los distintos centros comerciales con el objetivo de reducir el consumo de embalajes de plástico y fomentar el uso de envases reutilizables. Los recipientes deben ser transparentes con tapa y pueden ser tanto de cristal como de plástico. Una vez pesados los productos, se envuelven en papel, se etiquetan y se sirven en el envase del cliente. En el caso de las frutas y verduras a granel, el consumidor puede utilizar su propia bolsa o malla transparente.

Esta iniciativa está integrada dentro del programa Act for Food, que ofrece diversas iniciativas tanto para fomentar una dieta saludable como para luchar contra el cambio climático. Entre algunas de estas iniciativas encontramos la primera bandeja reciclable y biodegradable para productos de pescadería, la reducción del gramaje en los envases tanto de los platos preparados como de las bolsas que se utilizan en la frutería, de los sobres de productos de charcutería o el tapón de algunas botellas de agua.

Llevar nuestro táper al supermercado, reducir los niveles de plástico y ayudar así a combatir el cambio climático debería de ser el objetivo de todos, todos los días.

La naturaleza lo recicla todo, es sabia….