Entre la figura humana y las obras abstractas


Jaume Plensa

“Es sonido, el de la materia que vibra, una vibración que penetra en la mente”, afirma el comisario y director del museo de arte contemporáneo de Barcelona (MACBA), Ferran Barenblit, sobre la exposición de Jaume Plensa, que vuelve a Barcelona después de 22 años, hasta el 22 de abril, para repasar 40 años de su trayectoria artística.

Un interrogante y una escultura aérea abren la exposición sirviendo de excusa para hacer mirar hacia arriba al visitante : “Siempre miramos hacia abajo”, comentaba Jaume Plensa. También destaca la cortina ‘Glückauf ?’, que recrea la Declaración Universal de Derechos Humanos y que se puede acariciar generando melodías a su paso, así como la instalación fotográfica ‘Dallas?… Caracas?’, fotografías de cocinas que hizo durante dos años en ambas ciudades: “En las clases medias, la cocina es un lugar de encuentro”.

Como novedad, por primera vez una exposición sale al exterior del museo y conduce al visitante hacia el ‘Pati d’escultures’ -entre el MACBA y el CCCB- donde se han instalado las obras ‘The Heart of Trees’ y ‘The Heart of Rivers’, un espacio verde con esculturas abrazando árboles seleccionados por Plensa: “Es una exposición que pide silencio, que es más importante que gritar en una sociedad llena de ruido mediático, de mensajes, de información, y permite volvernos a escuchar a nosotros mismos”.

Nacido en Barcelona en 1955, Plensa es uno de los escultores catalanes con más proyección internacional. Galardonado con el Premi Nacional d’Arts Plàstiques de la Generalitat (1997), el Premio Velázquez de Artes Plásticas del Ministerio de Educación y Cultura (2013) y el Premi Ciutat de Barcelona (2015), entre otros, Jaume Plensa es reconocido mundialmente por su obra pública en ciudades como Chicago, Londres, Montreal, Niza, Tokio, Toronto o Vancouver. Su proceso creativo abarca múltiples referencias como poesía, música, religión o pensamiento y también disciplinas, si bien se considera eminentemente escultor: “El individuo es algo inacabado, estamos en construcción permanente”. Según los organizadores de la exposición, “esta tensión (entre figuración humana y abstracción) es el hilo conductor que atraviesa el conjunto de su trabajo, un corpus que pone de relieve la fuerza de los binomios como ligero / compacto, luz / oscuridad, silencio / sonido, espíritu / materia y vida / muerte”.