El Encargo


Casa Vicens

En 1883, Manel Vicens i Montaner, corredor de cambio y bolsa, confía al joven arquitecto Antonio Gaudí el proyecto de su residencia de verano en la antigua villa de Gracia. Casa Vicens es la primera casa realizada por Antoni Gaudí, entre el 1883 y 1885, su primera obra maestra y uno de los primeros edificios que inauguran el modernismo en Cataluña. Abrió sus puertas al público en noviembre de 2017, después de 3 años de restauración y rehabilitación que permitieron a la casa volver a su origen.

El barrio de Gràcia de Barcelona fue un pueblo hasta el siglo XIX. En 1883, cuando la labor fue encargada al arquitecto catalán, Gracia era todavía un núcleo urbano independiente, con su propio Ayuntamiento. Las familias pudientes de Barcelona tenían la costumbre de construir en esta zona sus residencias de verano.

La configuración actual de Casa Vicens y su finca es el resultado de los diversos cambios y transformaciones sufridas a lo largo de su historia: la construcción original de 1883-1885, obra de Antoni Gaudí, la ampliación realizada en 1925 por Joan Baptista Serra de Martínez y la reducción del jardín que la rodea. En el interior se ha incorporado una moderna escalera obra de Elías Torres, José Antonio Martínez Lapeña y David Garcia, donde se hallaba la antigua, que une ambos espacios y un ascensor que conecta todas las plantas de la casa y llega hasta la cubierta.

En la planta baja encontramos la zona de bienvenida y recepción a los visitantes y la planta primera y segunda acogen tanto las salas de exposición permanente centradas en el edificio como las exposiciones temporales y actividades contempladas en el proyecto museológico. En la planta subterránea, donde originariamente se localizaba la carbonera, bajo un techado de bóvedas catalanas, se alberga la Tienda/Librería especializada la Capell con biblioteca, y en el extremo final del jardín se ubica el espacio gastronómico Café Hoffman. Gaudí crea en Casa Vicens su primera cubierta transitable, un auténtico mirador.

La imagen de Santa Rita, procedente del templete construido en 1927, se sitúa en una hornacina construida en el interior del jardín. Cada 22 de mayo se puede seguir celebrando la misa en honor de Santa Rita y la bendición de rosas, tradición que forma parte de la historia de la casa y del barrio de Gracia.

En el 2005 se declara la Casa Vicens Patrimonio Mundial por la UNESCO, junto con la Cripta de la Colonia Güell, la Casa Batlló y la Fachada de la Natividad i la cripta de la Sagrada Familia. En el 2007 la Casa Vicens se pone a la venta y en el 2014 la entidad MoraBanc adquiere la Casa Vicens con el objetivo de abrirla a la vista pública.

Si queréis mas info, aquí.

 

TALENT&CO