Escultura


Antoni Yranzo

Escultor y pintor. Antoni Yranzo creció en la ebanistería de sus padres y es un gran conocedor de la madera y la piedra. Sus piezas, de una estética agradable, tienen un sello más que propio.

Antoni Yranzo creció en la ebanistería de sus padres, situada en el corazón del Poblenou, en Barcelona, un barrio de tradición artística y artesanal. Convertido ahora en su estudio, es donde da rienda suelta a la imaginación y donde trabaja en su obra más personal.

Tenía la técnica y la inquietud, así que decidió dar un radical cambio de rumbo y hacer del arte su forma de vida. Yranzo es un gran conocedor de los materiales y trabaja combinando la piedra, el acero, el cáñamo o la madera: “La madera, cuanto más antigua, más estable es, mejor para trabajar. Cuando es nueva tiene vicios, pero si es antigua no los tiene. Se trata de dar una segunda oportunidad a los materiales”. En sus piezas juega con los equilibros, las texturas, el movimiento y las formas. El resultado: un tipo de escultura de una estética agradable y, sin duda, con un sello propio.

Otra de las creaciones de Antoni Yranzo son los llamados Otokos, unos personajes hechos de alambre que le sirven para reflejar, analizar y reflexionar sobre la sociedad. A través de estas esculturas habla, por ejemplo, de la traición, la violencia, la sabiduría, o de un tema tan de actualidad como los desahucios.


Web: Antoni Yranzo